Utensilios necesarios

Antes de comenzar a hacer cupcakes pensaba que iba a tener que comprar media tienda de productos especializados!!!! Pero cuando empecé, vi que estaba equivocada. La verdad es que es mucho más sencillo de lo que parecía :).

Herramientas para comenzar a hacer cupcakes:
  • Molde para hornear los cupcakes: Puede ser metálico o de silicona, ambos cumplen la misma función. Yo comencé con el de silicona y acabe pasándome al metálico. El mio es de la marca Wilton. Su precio: 8.90€.
  • Cápsulas: Estas se colocan en los agujeros del molde y serán rellenadas con la masa de la magdalena antes de hornear. Es conveniente fijarse a la hora de elegir unas que soporten el calor, ya que algunas, al hornear, quedan grasientas y/o pierden el color. Su precio oscila entre los 2.50€ y los 4€.
  • Cuchara de helado: No es una herramienta imprescindible pero resulta muy cómoda de utilizar a la hora de rellenar las capsulas con la masa. De está manera puedes coger la misma cantidad para repartirla.
  • Vaciador de cupcakes: Al igual que la anterior, no es imprescindible pero es la mejor opción para hacer un "agujero" en los cupcakes para rellenarlos con mermeladas, siropes... ¡todo lo que se te ocurra! Una buena alternativa a esto es el descorazonador de manzanas que cumplirá la misma función.
  • Manga pastelera: Serán necesarias a la hora de aplicar el buttercream para acabar con el cupcake. Yo las utilizo desechables ya que mis comienzos fueron con mangas reutilizables y limpiar de ahí la mantequilla era un tanto engorroso, además, que siempre quedaban algo grasientas. El pack de 10 mangas ronda los 3€.
  • Boquillas: Imprescindibles junto a las mangas pasteleras. Las colocaremos en la manga para aplicar el buttercream. La escogeremos en función de la forma que queramos darle a la crema ya que hay un montón de boquillas con muchísimas formas!!! Sus precios son muy variados pero, más o menos, por dar un dato concreto, cuestan sobre 3€.
  • Rodillo antiadherente: Si vas a utilizar fondant, esta es la mejor opción. Al ser antiadherente, el fondant no se pega cuando lo estiramos. En cambio, al utilizar el rodillo de madera, suele ocurrir que se pegue la masa y acabe quedando feo y a trozos.
  • Batidora de varillas rígidas: Esta herramienta sí que es necesaria. La masa puede ser batida con la mano (y con mucha paciencia) pero si queremos hacer un buttercream consistente, es totalmente imprescindible. También es muy recomendable que tenga distintos niveles de velocidad.

En cuanto a los ingredientes básicos, todos puedes encontrarlos en cualquier supermercado. En principio, a no ser que quieras empezar con unos cupcakes de arándano a la menta con buttercream sabor a nube de golosina, todo está al alcance de tu mano ya que los ingredientes básicos son harina, azúcar, huevo, levadura y mantequilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario!
Tu opinión es siempre una gran aportación!
Un beso!